Con resguardo policial, Gisella Molina, asambleísta de Gente Buena, denunció a Pamela Aguirre, de la Revolución Ciudadana, por presunta obstrucción a la justicia al autorizar la conexión de Ronny Aleaga durante la comparecencia de la fiscal Diana Salazar.

La asambleísta calificó la actuación de Aguirre en la Comisión de Fiscalización como un acto bochornoso y alarmante que no puede repetirse. Y dijo que Ronny Aleaga es uno de los mafiosos que operan en el Parlamento desde hace varios años.

La legisladora dijo que con esta denuncia las autoridades podrán indagar sobre el proceso que se siguió para permitir que Aleaga se conecte e intente interpelar a la fiscal Diana Salazar para que sean judicializadas por colaborar con las estructuras mafiosas. Pero también que se pueda desmantelar a estas mafias, que participan en la construcción de leyes.

Categories:

Tags:

Sin comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *